RUEDA DE PRENSA PLEBISCITO CIUDADANO ASTURIES


Texto leído en la rueda de prensa celebrada el jueves 4 de julio como cierre del Plebiscito Ciudadano en Asturias.

“30.000 ASTURIANOS PARTICIPAN EN EL PLEBISCITO”
EL PRIMER PLEBISCITO CIUDADANO QUE SE REALIZA EN ESTE PAÍS, HA FINALIZADO Y CON ÉL SE ABRE LA PUERTA A UNA FUTURA MAYOR IMPLICACIÓN DE LA SOCIEDAD EN UN SISTEMA QUE AHORA LA IGNORA

micros2

Ya desde mucho antes de la llegada al poder del Partido Popular, la sociedad estaba asistiendo con indignación, pero también en gran medida con resignación, al ataque frontal desde los poderes públicos a las conquistas de derechos sociales, laborales y políticos conseguidos a lo largo de muchas décadas en este país.

Han sido varios los movimientos surgidos desde la base que se posicionaron en la calle frente a unas políticas que perjudican a la mayoría de la sociedad, especialmente a los más débiles, intentando implantar el discurso único de la contención del déficit público para justificar cualquier recorte, cualquier pérdida de derechos, cualquier ataque al llamado estado del bienestar.

Cuando hace seis meses se empezó a barajar la posibilidad de hacer un Plebiscito entre la ciudadanía de este país, autogestionado desde la calle, organizado sin líderes que enarbolaran ninguna bandera, huérfano de toda sigla, parecía una tarea irrealizable… pero también fue calando entre el grupo de gente que trabajaba alrededor de ello que era preciso hacer llegar a la sociedad la necesidad de su participación activa ante el tsunami de ataques que se recibían y el desprecio absoluto de los responsables políticos hacia la gente.

Quisimos hacer algo diferente, mostrando por un lado cómo sí es posible hacer llegar la democracia a la calle, con un modelo de democracia participativa, a la vez que se nos daba a todos los ciudadanos la oportunidad de manifestar nuestro desencanto, la opinión del pueblo, con una papeleta que resumiera en cuatro puntos los infinitos agravios que la gente, la ciudadanía, está recibiendo.

La ilusión con la que se ha trabajado ha sido inmensa. Se han logrado cubrir unas mínimas expectativas, se ha llegado a muchos miles de personas y la experiencia servirá para perseverar en la necesidad de nuestra presencia en la calle y de nuestra participación activa en las decisiones importantes, para hacer que cale en la sociedad que nosotros y nosotras debemos ser los protagonistas en la vida pública de este país y que no podemos resignarnos a ser simple mercancía en manos de políticos y banqueros, como bien decía uno de los lemas del 15M.

Hemos perdido el miedo al poder y al que dirán los vecinos, hemos salido a la calle y preguntado al pueblo su opinión, hemos hecho algo que ningún político hizo en estos 35 años de democracia y que no es más que llevar los medios necesarios al pueblo para que exprese su parecer respecto a temas tan candentes como la democracia, la deuda, los servicios públicos o la corrupción.

A ellos, a quienes nos gobiernan con mano de hierro para aplicar unas políticas injustas que van contra el pueblo, les decimos que no vamos a arrojar la toalla ni abandonar la lucha y que el Plebiscito desarrollado esta pasada semana en todo el país, es un paso más, que nos sirve para avanzar.

Los números son fríos e impasibles. Y también son ajenos a los esfuerzos e ilusiones desplegados por parte de los más de 2.000 voluntarios que participaron EN TODO EL Estado en esta primera campaña plebiscitaria, voluntarios que han derrochado durante estos ocho largos días un trabajo sacrificado, altruista y de verdadero compromiso. No tuvimos jefes de campaña que nos advertían de las tendencias de voto, ni sondeos sociológicos. Tampoco tuvimos el respaldo ni el apoyo de los medios de comunicación, prácticamente se silenció esta iniciativa ciudadana desde el primer día.

Es hora de hacer balance sobre estos 8 días y sobre su resultado, hemos de ser críticos con nosotros mismos para cuando en un futuro más cercano o lejano queramos repetir experiencia o probar con alguna otra iniciativa.

En Asturias, hemos conseguido un voluntariado numeroso y entregado, muy superior a lo conseguido en el resto del territorio del Estado. Hemos dado así de nuevo un ejemplo de participación y de implicación.

En Asturies participaron más de 500 personas como voluntarios y voluntarias, personas cuyo altruismo ha quedado patente y fuera de dudas, un grupo solidario que finalizado el Plebiscito ha decidido por mayoría mantenerse unido para futuras acciones.

Hay que resaltar que fueron 30.000 los ciudadanos que han participado con su voto en este proyecto, ciudadanos que entendieron el alcance que la normalización de un proceso como éste podría tener y la labor que nosotros los plebiscitarios estábamos llevando a cabo.

En Asturies se llegó a un nivel de unidad y trabajo colectivo muy importante que va a cristalizar en nuevas iniciativas de lucha y de movilización social y ciudadana. Para eso ha servido también este Plebiscito, para poner en común la convicción de la necesidad de mantener la coordinación entre distintos colectivos, personas, asociaciones, grupos, etc., para plantar cara a unas políticas antisociales que no tienen medida para oprimir a las capas sociales más desfavorecidas.

No hacemos sólo un balance de los resultados y de los posibles errores, también cabe hacerlo sobre el aspecto humano de los que sí hemos estado y creído.
Durante estos ocho días sólo hemos visto a nuestro alrededor personas que con gran valentía han superado la experiencia de echarse a la calle a convencer a la gente, venciendo miedos y posibles vergüenzas de ser escaparates públicos, que pese a sus jornadas laborales habituales han organizado su tiempo libre para poder dedicar al Plebiscito el mayor número de horas posibles, personas que iban acumulando cansancio jornada tras jornada pero que han acudido a su cita puntualmente y con una sonrisa en los labios pese a notarse el cansancio en sus ojos, dispuestas a olvidarse de sí mismas para arrimar su hombro al tuyo, personas por las que hoy nos sentimos enormemente orgullosos de pertenecer a este grupo y a las que hoy tenemos que dar las gracias porque por ellas y con ellas hemos a crecer y a ser mejor persona, porque entre todos hemos sabido pasar de ser individuos pasivos a ser un colectivo activo, sabiendo que algún día seremos capaces de canalizar toda la energía de la ciudadanía para cambiar el modelo actual de sociedad.

Y finalmente, comunicaros que tanto Marea Ciudadana a nivel estatal como desde Marea Ciudadana de Asturias, se seguirá adelante con el planteamiento inicial de este Plebiscito, haciendo llegar sus resultados a los respectivos Parlamentos y siguiendo los cauces legales que se considere necesarios para parar tanto atropello y para hacer valer la voz de la ciudadanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s