NUEVAS FORMAS DE DEFENSA


     Quizás la palabra lucha está un tanto demonizada y el vocablo “defensa” se aparta menos de la realidad actual. Estamos en una guerra y la ofensiva la iniciaron otros; los poderes económicos tradicionales por medio de sus sirvientes de la clase política, la prensa cautiva y la indiferencia de mucha parte de la población.

      En ese ambiente algunos sectores de la sociedad iniciaron diversos y dispares modos de respuesta a modo de anticuerpos que se defienden, y de paso defienden al organismo que los alberga, por lo tanto, se debería considerar y dignificar el sentido de la palabra “defenderse”, no olvidemos que cualquier organismo, al reaccionar ante un ataque, inicia una defensa cuyo fin último es exterminar al agresor y reconducir a su cuerpo huésped a la salud.

           Lo que conviene valorar ahora es cuáles tipos de defensa son más o menos adecuados en los tiempos que corren, y es en este aspecto que nos cuesta más ponernos de acuerdo. En mi opinión se debería empezar por valorar la “madurez” de una sociedad con un historial de adormecimiento y quietud, de resignación, una masa acrítica que conmemora con mucho más entusiasmo los triunfos deportivos que la más elemental justicia social. Hipnotizados, atienden a los siseantes sicarios del poder que les susurran al oído a través de las televisiones y la prensa cautiva y es costumbre en este país percibir a quienes reivindican como a una chusma díscola y recalcitrante que de alguna manera perturba la paz y la convivencia y forma interferencias en la retrasmisión de la final de copa.

      Visto así es necesario abordar cualquier medida sin perder de vista esa tozuda realidad, de manera que no se debe sobrevalorar las fuerzas disponibles y sin caer en el pesimismo es preferible tenernos en menos que pecar de grandones sin serlo.

      En los últimos meses es mucho lo que se hizo, pero en la mayoría de los casos, salvo resonantes excepciones como la reconsideración de las leyes hipotecarias, lo más valorable es el músculo desarrollado, el tejido que se ha ido extendiendo por debajo de la piel de esta adormecida sociedad. Creer que juntar cien mil firmas en todo el territorio fue grande es tenerse en mucho, sin embargo debe servir de aprendizaje, limar errores y explotar los aciertos, que fueron muchos. Creo que es primordial poner en valor lo que une, que es bastante, y apartar en la medida de lo posible lo que nos diferencia. Con ese espíritu va a ser posible obtener poco a poco resultados, éxitos. Tenemos la idea, cierta fuerza, imaginación y sobre todo mucha razón, eso es munición suficiente como para alargar la guerra que el enemigo cree ganada.

      Yo me apunto a la concordia, y se me ocurre que se debería establecer algo así como un taller de ideas imaginativas, seleccionar alguna y ponerla a trabajar. Hace tiempo que le vengo dando vueltas a una que en mi opinión podría ser interesante, convendría trabajarla, para que llegara a tener el mayor impacto posible, tampoco es nada muy nuevo, pero merecería la pena no perderla de vista. Es lo que sigue:

      Convengamos que el poder financiero es el causante en su codicia de gran parte de los males del mundo. Sabemos que las estructuras de sociedades como la española o europea se basan en los intereses económicos del poder. Cabe pensar que un boicot a esa economía les habría de hacer sin duda daño. ¿Y cómo hacerlo?

      Nosotros no podemos vivir de espaldas a la realidad, necesitamos consumir, aunque no seamos estrictamente consumistas, es absurdo e ineficaz clamar por el día sin coches por ejemplo para perjudicar a las petroleras. No podemos pasar, sencillamente, sin utilizar combustible, o llamar por teléfono o comprar ropa. Pero sí que podemos decidir dónde comprar esa ropa o repostar. Supongamos que logramos interesar a un millón de personas en España, un decir, y nos comprometemos a no repostar durante un mes en Repsol, o Cepsa, o la que sea. Un millón de clientes menos es algo más que una patada en la espinilla, y es legal, cómodo y, para el poder; inquietante. Imaginemos, después de un éxito inicial, con atreverse a explorar otros boicots bien coordinados; señalar uno o dos objetivos y darles la espalda durante un tiempo, así de simple. Se me ocurren unas cuantas espinillas que golpear; hidroeléctricas, telefonías, hipermercados…  bancos.

      ¿No merece la pena intentarlo? Llevaría unos meses poner de acuerdo a un gran gentío, debe ser algo viral, lanzado por todos los medios pacíficos que se puedan ocurrir, señalar un objetivo y dejarle caer todo el peso de una gran indiferencia durante un tiempo determinado. Obligarles a doblar, que sientan el peso de una razonable mayoría.

       Se deberían ir meditando este tipo de acciones. Continuará.

José Peira

Anuncios

6 pensamientos en “NUEVAS FORMAS DE DEFENSA

  1. Hola José, esas medidas de las que hablas ya se han propuesto con anterioridad y se han intentado con escaso seguimiento y nulo resultado, amén de que es pan para hoy y hambre para mañana, pues si lo consiguieramos efectivamente la empresa que eligieramos durante un mes sufriría el revés, a cambio otra empresa durante ese tiempo incrementaría notablemente sus ganancias, de tal forma que las pérdidas y ganancias irían siendo rotativas, y al final del año a la hora de hacer sus balances no habría tenido gran repercusión nuestras acciones y con ello e posiblemente desanimaríamos más aún a la gente.

  2. Cómo bien dices una gran parte de la culpa del problema lo tienen los sistemas financieros y la otra parte, no por ello menos pequeña, la tienen los Gobiernos. Para ser efectivos en ambos campos deberíamos agrupar por gremios a los autónomos de forma que pudieramos concienciarles de trabajar en común a modo cooperativista para abaratar los precios y ser competitivos, de esta forma si atacaríamos más eficazmente a los grandes empresarios. Con respecto a la parte política, los empleados públicos en defensa de nuestras instituciones y en defensa del servicio para todos los ciudadanos, deberíamos planificar una recogida de firmas para obligar a los respectivos Gobiernos a devolver todas las transferencias en materia de Sanidad, Educación y Servicios Sociales, pues no sólo han generado desigualdad entre trabajadores y usuarios en las distintas atonomías, sino que han dejado a merced de los políticos autonómicos ingentes cantidades de dinero para su gestión, gestión por otra parte ineficaz y usurera, de ahí que hayan proliferado las empresas públicas S.A. con una gestión semiprivada del dinero y de los servicios públicos, semiprivatizando servicios esenciales para la ciudadanía en provecho de políticos , empresarios y amigotes. De esta forma también golpearíamos a los Gobiernos dejándoles sin contenido y sin razón de ser.

  3. “Obras son amores y no buenas razones”. Yo no sé lo que pasa con la Asamblea o con la Marea. Pero tengo la impresión de que está instalada en el inmovilismo. Me explico. José Peira propone una serie de acciones que son dignas de considerar y debatir. No solo son dignas. Es necesario pasar a este tipo de acciones. Llevará un tiempo estudiarlas y difundirlas, como llevó el Plebiscito en su día. Es preciso concretarlas con detalle y difundirlas extensamente por todos los medios. Esto lleva tiempo, pero hay que hacerlo, hay que emplear el tiempo en detallar estos movimientos para que sean masivos. Caso contrario fracasarán, (como ocurrió con las que señalo más abajo). Pero no hacer cosas de ese estilo y otras ya propuestas y obviadas, (concretamente las mías), nos llevará, señores, a ser un residuo testimonial del que todo el mundo pasará, como vinieron pasando, (pero oyéndonos, lo que es un mérito), todos los poderes hasta la fecha. Yo he propuesto hace ya mucho tiempo pedir el pago de las nóminas en efectivo por parte de los trabajadores públicos. Aducía dos motivos que me parecían cuando menos honorables: boicotear a la banca, que es la principal causante de esta entelequia, (desde luego, no la única), privándola de un pasivo, (sobre todo a CAJASTUR/LIBERBANK), no solo gratuito, si no del que sacan pingües beneficios, tal como expliqué en su momento; el otro era la previsible creación de puestos de trabajo, pues la Administración tendría que habilitar espacios y personal para realizar los pagos. Apenas se debatió. Once papeletas solicitaban ese cambio. Once. Al final no se presentaron por que estos movimientos deben ser masivos y estudiados. Señores. HAY QUE DEBATIR estas propuestas. La falta de alternativas de acción están conduciendo al abandono del movimiento. Hace un par de semanas, día más, día menos, envié otra propuesta de acción, (que ni siquiera se publicó), en la que invitaba al personal público de TODAS LAS CONSEJERÍAS, no solo, (ni siquiera), de la de Bienestar social, a acompañar en silencio, previo acuerdo con él, al vocero que todos los miércoles se planta ante la Consejería de Bienestar Social, a reclamar sus derechos megáfono en mano. Todas las semanas. Y no es que reclame solo sus derechos, publicita muchas cosas que nos atañen a todos, pues de Servicios Públicos se trata y a ellos se refiere. ¿No somos parte del Servicio Público? ¿No es una manera de hacerse visible nuevamente?. Vale que de Bienestar social no se salga por que hay miedo a dejarse ver delante de casa. TEMOR. ¿A QUÉ? ¿Qué más nos pueden hacer? ¿Expedientarnos a todos?. Pero, de acuerdo. Que de Bienestar Social y Vivienda no salga quien no quiera, pero ¿por qué no debatirlo, publicitarlo y ver la respuesta de otras Consejerías? Quizás haya gente que quiera venir a escuchar lo que dice este hombre, que no es nada nuevo, pero lo dice. Al final solo se trata de colocarse detrás de él en silencio. Ni aplausos, ni gritos, ni aspavientos. SOLO SILENCIO… !Y VISIBILIDAD¡
    Este tipo de acciones reivindicativas son las que llevarán nuevamente a la Marea Negra, a la Marea Social, al primer plano de atención ciudadana.
    Saludos a todos.

  4. Muy sugerente tu artículo José. Lo que propones está en la dirección del cambio, por ahí es, la suma de decisiones individuales que en conjunto causan un gran impacto, el cambio del paradigma de una sociedad basada en la competitividad y el consumo que está incidiendo en sucesivas crisis económicas que vamos sorteando o eso nos dicen, pero que resulta como una espiral de crisis que cada vez produce un escenario más complejo y difícil. Todo apunta a que en algún momento deberemos de dar respuesta y cuestionar este sistema al que intentamos sucesivamente adaptarnos y resignarnos, sobre todo cuando todo este entramado está cuestionando nuestros valores éticos y nuestra propia supervivencia, cada vez es más evidente que no podremos eludir las consecuencias de la crisis ambiental íntimamente ligada a un desarrollo económico depredador sobre los recursos limitados de nuestro planeta. No somos tantos como quisiéramos pero tampoco debemos minusvalorar nuestra capacidad de acción, el poder político está representado por unos grupos políticos cuya militancia es insignificante con respecto al conjunto de la población pero son ellos quienes toman las decisiones. A pesar de que vengan momentos de desánimo lo importante es que sigamos ahí presentes haciendo cosas y estableciendo lazos de unión y de cooperación con los diferentes grupos sociales y colectivos que están en nuestra línea de cambio. Nuestra capacidad para generar concienciación sobre los problemas que percibimos y ofrecer una visión crítica y otros modelos posibles de sociedad más justa y participativa, debieran de ser el estímulo para seguir con empeño adelante.

  5. Me parece bien la propuesta de Manuel de unirnos al señor que viene todos los miércoles a la Consejería de Bienestar a reivindicar sus y nuestros derechos, a ver si contribuimos a remover un poco más a nuestros políticos en sus poltronas, habría que debatirlo. Sobre que no se hubiese publicado en su momento imagino que se le despistaría a la coordinadora del foro, que entre sus méritos cuenta, a parte de llevar con empeño día a día actualizada esta web, ser uno de los pilares del rotundo éxito en Asturies del reciente Plebiscito Ciudadano, como dice el dicho hasta a la mejora escritora se le puede caer un borronín, si así fue este el caso.

  6. Yo, desde hace tiempo, hay algunas empresas, como el Corte de íngles, que las tengo en boicot permanente, se que no sirve absolutamente de nada, pero dentro de mi ignorancia me hace sentir mejor. Soy partidario de cualquier tipo de medida de presion que incluya el perjuicio a cualquier empresa de las que se aprovechan de los ciudadanos y de los trabajadores. Si ellos perjudican a los ciudadanos, ellos tambien deben tener un perjuicio, por muy poco que aporte a la solucion.
    Realmente creo que la unica accion por la que reaccionarian, todos estos empresaurios y los politicos que tienen bajo su mando, seria entrar en sus consejos de administración lanzallamas en mano… pero dice Gallardon que eso es ilegal y que nos meteria en la carcel por ello. Asi que sí, de momento, intentemos la concordia y el taller de ideas imaginativas, tal y como dice José. Puede que al final no estemos abocados a acabar todos mal.
    .
    Por otro lado, apoyo al 100% lo que dice Emilio. Cada poco tiempo me encuentro con un ciudadano delante de la consejeria de Bienestar. Y mas de una vez le he expresado mi apoyo, pero nada mas. Soy partidario de un dia darle una alegria y que gritemos junto a el “SR DIRECTOR GENERAL, SRA DIRECTORA GENERALA”, no lo puedo evitar, me cae bien ese tio.
    En la parte que me toca, a partir de hoy, voy a dar rienda suelta a otra idea que me ronda la cabeza desde hace algun tiempo y es que desde mañana, mi silbato, me va a acompañar a todos lados y siempre que tenga ganas de solidarizarme con alguien que proteste como este ciudadano, lo voy a hacer con potentes decibelios en lugar de hacerlo con un leve gesto o un par de palabras amables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s