SÍ SE PUEDE, COMPAÑER@S


BLANCA

Aprendamos la lección: “los Servicios Públicos no se venden, ¡se defienden!”

Ayer se extendía a través de todos los medios lo que podríamos considerar la noticia del año. Tras dos años, (o más), de lucha en la calle, en los juzgados y en los medios de comunicación, por fin la ciudadanía de Madrid se ve libre de la privatización inmediata de la sanidad pública. Digo inmediata por que no creo que el PP madrileño someta sus ansias de acabar con todo aquello público susceptible de negocio a una repentina conciencia social. Sobre todo si el negocio es a costa del erario. ¿Es motivo de alegría? Pues sí. Y no.

Sí, porque a todos los que pensamos que el bien común debe ser el denominador de toda actividad política que se precie puede alegrarnos el día esta espectacular “derrota” del rancio conservadurismo nacional. Con las necesarias cautelas, (que nunca deberíamos haber perdido), y en estado de alerta permanente.  Y no, porque volverán a intentarlo por otros medios y quizás en otro ámbito que no sea el sanitario. Tal como estamos viendo todos los días, cualquier sector público es susceptible de rapiña. Vivimos en un país en el que el gran empresario parece temer el riesgo inherente a su actividad; aparentemente se le acaban las ideas innovadoras, (eso queda para los “emprendedores”, esa clase de empresario que se fabrica para tranquilizar la conciencia colectiva y dar aires de progresión a la inercia imperante), y prefiere dedicar sus recursos ociosos a la depredación de lo público con la connivencia de sus representantes políticos. No olvidemos tampoco que ésta es la rama hispana del entramado mundial del saqueo. Estarán siempre al acecho desde afuera y desde dentro, pues su fin no es la sostenibilidad del bien común, sino el aprovechamiento del descuido del vecino a la hora de guardar su viña, con el único fin de engrosar sus magras cuentas bien guardadas. Ya lo estamos viendo en los países que intentan levantar la cabeza del barro. Al acecho, expectantes, aguardan únicamente la oportunidad de volver a hundirlos mediante la especulación monetaria acompañada de la amenaza política, (y militar, si es preciso). No ha sido el caso extremo el nuestro, el de los madrileños. Y esta victoria, (que espero que no sea pírrica), está, junto a los otros batacazos del PP local y nacional, poniendo en solfa sus estrategias y mermando sus posibilidades de renovar el poder. Lo que en sí mismo es una gran victoria. Pero no echemos las campanas al vuelo, y aprendamos la lección sufrida. Haber dejado descansar durante décadas la iniciativa político-social en unas elecciones periódicas ha permitido que indeseables hayan copado la dirección del país y, lo que es más importante, hayan hecho del espacio común el patio de su casa.  

  Así pues, enhorabuena y felicitaciones. Pero, ¡ojo al parche, que es de goma!

Noticias en prensa digital:

Anuncios

Un pensamiento en “SÍ SE PUEDE, COMPAÑER@S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s