El registrador de estirpes


Comentario al artículo de eldiario.es del mismo título, que podéis ver aquí.

———————————————————————————————

Cierto es que a este paparote que tenemos por Presidente se le ha subido el garbanzo a la cabeza. No sé dónde radica la diferencia de clases a la que se refiere; tal vez en los nikis, los jerseys con la bandera nacional – nacional en la boca manga… Debe ser eso, pues por su apariencia no distinguiría yo la clase social alta a la que presume pertenecer. Más bien parece un patán de los de pantalón con raya en medio.

Pero, obviando zafiedad e incuria, quería señalar que viene repitiéndose con frecuencia una palabra que no define para nada lo que está ocurriendo en este país, y ocurrirá en la Europa rica. Me refiero a “austericidio”. Suponiendo que la traducción sea literal, no hay literalidad posible para ello. Creo que sería más conveniente empezar a llamar las cosas por su verdadero nombre y tengo el convencimiento que este no es otro que GENOCIDIO. Inmediatamente nos llegan a la mente, ante este vocablo, las horribles matanzas perpetradas, (y perpetrándose), de diversas razas “superiores”, sobre grupos, tribus, otras razas, etc.., inferiores. Pero, si se lee el Artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional, en su letra k, incluye como acto genocida, (copio literalmente): “Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física”. Creo que es una definición bastante mas adecuada y realista de lo que está ocurriendo con los ancianos, los niños hambrientos, las personas sin casa, los salarios de “ir tirando” (lo justo); la abstinencia de medicamentos por no poder pagarlos, la incuria a la que se somete a niños, jóvenes y adultos, (volveremos a ir a “escuela de noche”); la imposibilidad de reclamar justicia por imposibilidad de pagarla, (sólo ampara los privilegios del señorito); y un muy largo etcétera que está presente en la vida cotidiana de todos. Seamos realistas: llamemos las cosas por su nombre. (Todo sea dicho con el mayor de los respetos para mi admirada Rosa Mª. Artal).

P. s.: Donde dice “acto genocida” debería decir “crimen de lesa humanidad”. En puridad.

Manuel Cortizo Velasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s