El Gobierno convierte en permanentes los recortes en el gasto público


Podéis leer aquí el artículo completo de El Confidencial11-sin-titulo

El mencionado artículo trata, ni más ni menos, que de los planes económicos del Gobierno para el próximo trienio 2014/2017. Como bien supondréis todos, las noticias no son nada halagüeñas para la sociedad española en general; y para el sector público (es decir: para las administraciones públicas y para nosotros, sus trabajadores), será un nuevo y gravísimo garrotazo. No levantaremos cabeza ni en el año 2017, ni en varias décadas.

Es de destacar la distancia que este gobierno va a establecer, (está estableciendo), entre el desarrollo de los países de la gran Europa y la mísera España en la que ya estamos inmersos, con unos índices de paro, pobreza, precariedad y desigualdad entre ricos y pobres, sin parangón en ningún lugar del globo, salvo, tal vez, en algún país de los llamados del tercer  mundo. Al grano:

 “La economía española tiene el camino despejado en los próximos tres años. Al menos, eso es lo que prevé el Programa de Estabilidad 2014-2017 enviado por el Gobierno a Bruselas. Pero eso no significa que se vaya a abrir la mano en el gasto público. Al contrario. El plan prevé recortes adicionales hasta al menos el año 2017. O dicho en términos más concretos, si en 2014 el peso del gasto público respecto del PIB será equivalente al 44,4%, ese año deberá situarse en el 40,1%. Es decir, un ajuste adicional de algo más de cuatro puntos de Producto Interior Bruto, lo que representa unos 40.000 millones de euros.”

Así comienza el artículo que  “El confidencial” publica con el título que antecede. La simple lectura de este introito dispara de por sí todas las alarmas. Pero veamos el párrafo siguiente:

¿En qué partidas se reducirá el gasto público? El Gobierno da algunas pistas.En primer lugar, la  remuneración de asalariados públicos perderá 1,7 puntos porcentuales de peso, llegando  a un 9,6% sobre el PIB en 2017…”

Bien. Ya estamos en el ojo del huracán una vez más. Somos los primeros. La avanzadilla de las desgracias de este país del recorte permanente. No ha sido suficiente que nos hayan congelado los salarios durante años; que nos hayan quitado una paga extra que no vamos a volver a ver; ni que los días de asuntos propios, salario, hayan desaparecido como por ensalmo y ahora sirvan de juego de dádivas electorales. Vuelven a por nosotros. Y a por la Administración en General, pues las partidas que van a disminuir o desaparecer serán las que deberían asignarse a los Servicios Públicos. He de repetir que no les interesa una administración eficaz y un estado poderoso que modere los desmanes de los poderes fácticos, sobre todo del poder financiero.

“…otro capítulo fundamental por su peso dentro del conjunto de los gastos son las  prestaciones sociales no en especie, que verán reducir su participación en el PIB  desde un 16,6% a un 15,5% debido principalmente a dos causas. La primera, por razones cíclicas, la caída del gasto en prestaciones por desempleo, que se estima  en alrededor de 6.000 millones entre 2013 y 2017. La segunda, relacionada con la  introducción desde 2014 del factor de revalorización en el sistema de pensiones, que generará un incremento de las mismas en un 0,25% durante todo este período. Probablemente, por debajo de lo que marque el IPC.”

Otra vez se van a cebar en los más débiles y los que no tienen amparo posible. Seis millones de parados no son suficientes. Quieren seis millones, (o más, ya veremos el incremento), de pobres de solemnidad. Que no puedan levantar la cabeza. Millones de almas solicitando caridad, (con la dignidad perdida),  mientras las cifras del Ibex crecen y crecen sin techo aparente. Van a crear 600.000 puestos de trabajo en los próximos dos años… (La campaña electoral da mucho de sí: 600 o 1000, decían de “el otro”). Pero vamos a concederles el beneplácito de la duda: si crean todos esos hipotéticos puestos de trabajo, ¿qué clase de trabajo será? Temporal, hasta rozar el ridículo del contrato por horas y del salario subastado en la plaza del pueblo. Volverán las oscuras golondrinas. Volverán.

“Si se cumplen esas previsiones, el gasto público español se alejará todavía más del que existe como media en la Unión Europea,  donde en 2013, según Eurostat, llegó a representar nada menos que el 49,8% del PIBPor lo tanto, más de diez puntos por encima de lo que ahora plantea el Gobierno”. 

Vemos la Europa con las dos varas de medir. La Europa “rica”, (lo entrecomillo por que no es tal como suena, debe decir “la Europa de los ricos), y la Europa de los miserables paletos baratos del sur en general y de España en particular.

Parece inconcebible que todo el sistema político del país, desde los partidos políticos de izquierdas, la patronal inteligente, incluso los sindicatos “de clase”, no afronten la realidad de que esta política de recortes nos lleva de cabeza al desolladero. Más allá de los cruces de suaves insultos parlamentarios no hay nada. Más allá de los grandes mítines de campaña o de proselitismo por San José Obrero, no hay nada. Aquí nos vamos todos a tomar por donde se empiezan los cestos y nadie susurra “huelga general, huelga general indefinida…” Conformismo y miedo es lo que impera en este imperial país. ¿Habrá que esperar a estar en la situación de Grecia?

Ya sabéis, trabajadores públicos, van a vaciar de contenido la Administración Y sin contenido ¿para qué quieren trabajadores? Estamos como al principio. Peor. Porque la indefensión ya está aprendida e interiorizada.

P. S.: El entrecomillado y subrayado indica la fuente: El confidencial

Manuel Cortizo Velasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s