La Ley de Dependencia retrocede y beneficia a 4.660 asturianos menos que en 2011


Noticia de El Comercio.es, completa en este enlace 

De los 20.104 que tenían derecho a una ayuda hace tres años solo 15.354 la reciben. El resto falleció durante la espera o renunció por el copago.
Por CHELO TUYA GIJÓN
16 marzo 2015

4.660 asturianos con ayuda a su falta de autonomía personal menos en tres años. Desde 2011, Asturias ‘perdió’ al 23% de los beneficiarios de la Ley de la Dependencia. Muchos fallecieron, algunos a la espera. Otros, directamente, renunciaron al servicio, debido al copago. Si el 31 de diciembre de 2011 eran 20.014 los asturianos con derecho a una prestación -centro de día, teleasistencia, ayuda a domicilio, residencia, asistente personal o cuidador familiar-, tres años después solo 15.354 disponen de ella.

Una cifra que ni siquiera da respuesta a la mitad de las solicitudes presentadas: 33.390. En la región que lidera tasas de envejecimiento y discapacidad en el país, lo cierto es que menos del 2% de la población disfruta de una prestación. Cantabria, con la mitad de población que el Principado, tiene 13.774 beneficiarios. Extremadura, con casi idéntico censo que Asturias, roza los 22.000.

Pese a estos mimbres negativos, el Gobierno regional vende el cesto positivo de que cerrará la legislatura sin lista de espera. Un cesto sustentado sobre unos números que parecen dar la razón a la Consejería de Bienestar Social y Vivienda. El 31 de diciembre de 2011 eran 6.124 los asturianos en el ‘limbo’, calificativo con que el Observatorio de la Dependencia define a las personas que tienen derecho a una ayuda, pero no la reciben por lentitud administrativa. Tres años después, en ese ‘limbo’ solo están 1.205.

Sin embargo, la realidad es que esas 4.911 personas ‘restadas’ no se han incorporado al colectivo de beneficiarios. De hecho, ese club, al que pertenecen ya 745.720 españoles, solo ha ganado en Asturias a 1.464 miembros en los últimos tres años. 2011 se cerró con 13.890 beneficiarios reales. 2014 lo hizo con los citados 15.354.

Pese al aumento, la cifra tampoco permite al departamento que dirige Graciela Blanco lanzar las campanas al vuelo. Como recoge el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) en su evaluación urgente de lo ocurrido en 2014, Asturias perdió 207 beneficiarios. El Imserso la coloca entre las regiones que ha frenado la Ley de la Dependencia: Cataluña (perdió 13.570 beneficiarios), Andalucía (4.639), Aragón (1.426), País Vasco (1.031), Cantabria (1.015), Murcia (922), La Rioja (468)y Ceuta y Melilla, que han perdido 10.

Los casos graves caen un 22%

El Observatorio de la Dependencia, pese a que otorgó al Principado su primer aprobado en la gestión de la ley desde 2009, lo dice en su informe: Asturias ha logrado reducir la lista de espera por debajo del 10%, pero mantiene el mismo número de atendidos que hace un año. Y añade el abaratamiento en el gasto: en 2011 Asturias dedicaba 7.295 euros al año para la atención de cada persona dependiente. Hoy se queda en 6.680 euros.

Un freno que afecta, especialmente, a los casos más graves. El colectivo con menor autonomía personal, el grado III de dependencia, el que tiene derecho a las prestaciones más elevadas y mayor número de horas de atención, está en claro retroceso en Asturias: hay hoy un 22% menos.

Así lo demuestran las cifras oficiales. A finales de 2011, 8.848 asturianos tenían certificada dependencia severa. Tres años después, 6.870. Hay menos casos severos que moderados. Estos han crecido: hay hoy 12 más de los 7.873 de finales de 2011.

Un recorte que no se apoya, exclusivamente, en el fallecimiento de quien ya recibe ayuda, como apunta el Imserso al dibujar un perfil de beneficiario octogenario.

La realidad es que muchos usuarios han renunciado a su servicio tras los cambios introducidos en la ley por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el verano de 2012. El recorte de hasta el 25% en las pagas al cuidador familiar y la supresión de su alta en la Seguridad Social frenó la escalada de esta prestación, que debía ser ‘excepcional’, pero que llegaron a cobrar 8.122 asturianos. Hoy lo hacen 7.399.

En el caso asturiano, al ahogamiento económico del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que dejó a Asturias sin 33,7 millones de euros, se sumó el copago aplicado por el Principado.

Bajas en la ayuda a domicilio

El intento de Bienestar de cobrar, con carácter retroactivo, facturas de hasta 5.000 euros por ayuda a domicilio generó muchas bajas. Pese a que, tras el mandato unánime del Parlamento asturiano, Bienestar rectificó y anuló los cobros, casi medio millar de personas se dieron de baja del servicio.

Un copago contra el que se ha levantado el Comité de Representantes con Discapacidad. Recoge firmas para exigir su anulación y, sobre todo, para denunciar la desigualdad: no todas las comunidades lo cobran. Ni todas tan caro como Asturias.

Enlaces a otras noticias:

«Los recortes han acabado con esta ley», afirma Mujeres con Discapacidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s