¿Quiénes somos?


El pasado 4 de septiembre, a las 16.30, tuvo lugar una Asamblea General de empleados públicos en la Plaza de Llamaquique (Centro Cívico). Tras el debate de los presentes, se aprobó la constitución de un nuevo órgano de participación: la Asamblea de Trabajador@s Públic@s del Principado de Asturias.

1. Misión (¿qué es la Asamblea y a qué se dedica?) La Asamblea es un grupo de empleados de las diferentes administraciones públicas de Asturias indignados por las agresiones a sus condiciones laborales consumadas en el marco de una campaña generalizada de desprestigio de su trabajo y comprometidos en la defensa y mejora de los servicios públicos que prestan a la ciudadanía, entendidos como herramienta de igualdad y justicia social. Su singularidad radica en su independencia respecto de organizaciones políticas y sindicales, y su actividad se centra en la movilización continuada, la denuncia pública y la divulgación.

2. Visión (¿qué quiere ser la Asamblea, cuál es su ambición?) La Asamblea busca ser un referente de movilización para los empleados públicos y para la sociedad en general en la defensa de los servicios públicos, contra las políticas neoliberales que atribuyen mayor eficiencia a la empresa privada, desprestigian lo público y sustituyen los valores de solidaridad por los del individualismo, y por la dignificación de la Función Pública.

3. Valores

Dignidad: La Asamblea no permanece impasible ante los abusos ni los atropellos contra los empleados públicos, el resto de los trabajadores y la sociedad en general.

Horizontalidad: Se organiza y su voluntad se conforma de manera asamblearia, sin líderes ni representantes.

Autonomía: Es independiente de cualquier organización social, lo cual no excluye la convergencia en función de intereses comunes.

Consenso: Las decisiones se adoptan procurando siempre el mayor grado de acuerdo posible.

Originalidad: La Asamblea tiene su propio estilo de movilización, espontáneo, creativo e imprevisible.

Reflexión: las decisiones y acciones a emprender por la Asamblea son coherentes con su Estrategia.

Transparencia: los procedimientos, debates y decisiones son abiertos y accesibles.

Solidaridad: con las luchas del resto de trabajadores y trabajadoras de la región.

4. Opciones estratégicas, organizadas en tres niveles

4.1 A nivel estratégico (a este nivel se sitúan los principios que la Asamblea adopta para conseguir la «visión», que constituyen su identidad y por lo tanto son invariables):

Movilización por la dignidad de sus condiciones laborales y en defensa de lo público, concienciación y denuncia, buscando la mayor repercusión pública, con una organización flexible, horizontal, coordinada, eficiente y ajustada. Buscando la convergencia con otras organizaciones afines, pero manteniendo la identidad propia.

4.2 A nivel táctico (son las líneas de trabajo coherentes con la Estrategia, pero variables según la coyuntura, el grado de consecución de los objetivos, etc.)

Línea táctica 1 (hacia dentro): Concienciación y movilización de nuestros compañeros empleados públicos. Necesitamos ser más para ser más operativos y tener más probabilidades de cambiar las cosas.

Línea táctica 2 (alrededor): Conectar con otros colectivos en sintonía con nuestros objetivos para crear redes de apoyo mutuo. No se trataría tanto de converger en una única fuerza social (la famosa «unidad de acción») como establecer lazos sólidos, eso sí, sobre una visión común: nuestros derechos como ciudadanos y trabajadores están siendo atacados por una oligarquía que ostenta el poder político y económico.

Línea táctica 3 (hacia fuera): Ganar la complicidad y el apoyo de la ciudadanía, desmontando todas las falsedades que se han puesto en circulación acerca de la Función Pública para desprestigiarla, demostrando a la ciudadanía que es posible un Sector Público que trabaje realmente a su servicio, y visibilizando la problemática actual mediante la presencia en la calle y en los medios de comunicación.

Línea táctica 4 (a la contra): Vigilar, anticiparse y reaccionar contra las decisiones y medidas que lesionen nuestros derechos como empleados públicos y los de la ciudadanía en general a disfrutar de unos servicios públicos universales que garanticen la igualdad de oportunidades y la cohesión social, y manteniendo una tensión continuada en la movilización que prevenga el desaliento.

4.3 A nivel operativo (relativo a las acciones concretas y ejecutables derivadas de las líneas de trabajo anteriores): Acciones imaginativas, novedosas, que no sobrepasen la legalidad, que atraigan a los trabajadores públicos y al resto de la sociedad: reuniones periódicas de la Asamblea, presencia en la calle, en los medios de comunicación, y divulgación hacia la ciudadanía.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Quiénes somos?

  1. “Dado que el mercado es incapaz de suministrar bienes y servicios esenciales de un modo
    equitativo, hay que hacer hincapié en una financiación pública que exija el firme liderazgo
    del sector público adecuado. Eso, a su vez, requiere un sistema impositivo progresivo, pues
    se ha visto que una redistribución moderada tiene efectos mucho mayores en la reducción
    de la pobreza, que el crecimiento económico por sí solo.”

    Organización Mundial de la Salud, 2009

    • pero yo sumaria el resto de las competencias, no solo sanidad y educación, esta sería la única forma de dejar sin contenido a los gobiernos autonómicos, y por ende el gobierno central sería el encargado del desarrollo de todas las leyes que ahora están pendientes de desarrollar desde hace años, como es el EBEP, y por otra parte el desarrollo sería igual para todos y no según el entender de cada gobierno autonómico. Con esto matamos dos pájaros de un tiro, igualdad para todos los empleados públicos y un ERE a los políticos.

  2. La evidencia de que la sanidad y la educación no han sido bien comprendidas por las autonomías, ahí es donde radica el error en estos dos temas de competencias y de ahí que me pronuncie en rectificar. Es mas, añadiría la competencia del dinero, si se pagase desde una sola caja central, sería hasta beneficioso para todos.

    Saludos
    leon
    Un 15M

    • Y yo me sigo ratificando en la devolución total de todas las competencias, porque no creo que la sanidad y educación hayan sido mal interpretadas o incomprendidas por las autonomias, simplemente es que cuantos mas gestores de lo público haya, más posibilidades hay de desviación de fondos, por eso una caja única y central es lo que teníamos y nos iba mucho mejor a todos, a trabajadores y ciudadanos, esto de ahora es un despropósito y una incitación al lucro más repartido y diverso al multiplicarse el número de políticos y amigotes suyos en altos cargos públicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s